La energía y sistemas sustentables aplicados en México: Metrorrey

¿Alguna vez has visitado Monterrey?

El metro de este lugar es prácticamente el primero que trabaja con sistemas sustentables. Este interesante proyecto impulsado por el gobierno del estado y su asociación a una empresa alemana, empezó a funcionar en el 2006 y es un buen ejemplo para mencionar que las energías y sistemas sustentables son viables en ciudades grandes. Al principio de su construcción y funcionamiento en 1991 el metro utilizaba energía eléctrica que ocasionaba mucha contaminación para el planeta, pero después se implementó este avance que busca ocupar los gases de efecto invernadero que son peligrosos para el ambiente y de esta manera reducir los daños al mismo. Además ya para el 2011 la ciudad se encontró ahorrando 8.6 millones de pesos al año por el uso de esta alternativa, lo cual nos brinda una perspectiva del ahorro económico que nos otorgan los sistemas sustentables.

¿De qué manera lo hace?

Creando biogás a partir de la basura que se genera en la ciudad. ¡Así es! Día a día se desechan toneladas y toneladas de desperdicios, estos llegan a una planta generadora de bioenergía que se ubica en el municipio de Salinas Victoria, a algunos kilómetros de Monterrey. Todas estas toneladas de basura (4500 aproximadamente) se ubican en un biodigestor —que es como un contenedor hermético que cuenta en el fondo con una membrana que no permite que se derramen los líquidos para evitar contaminación del suelo— y después se comprimen los desechos para posteriormente cubrirse con una capa de tierra, de esta manera se descompone la basura de manera anaeróbica y se genera biogás.

Cabe recalcar que una descomposición anaeróbica es aquella en donde no se utiliza oxígeno, las bacterias generan la digestión y producen algunos gases como el metano y el dióxido de carbono que generalmente se liberarían en la atmósfera y afectarían al cambio climático, pero a comparación de lo que normalmente tendría que suceder, en el metro de Monterrey se captan estos gases y se redirigen a un generador especial. Todo este biogás que se origina pasa a través de tuberías específicas que pertenecen a una empresa llamada «Bioenergía de Nuevo León SA de CV» llegando a su destino final, unas turbinas que generan la electricidad suficiente para movilizar al metro.

¡Y eso no es todo!

La energía que se produce a partir de estos desechos no solo moviliza a más de 470 mil usuarios al día, incluso se ocupa en otros lugares importantes de la ciudad como el alumbrado público de la zona metropolitana, los organismos del estado, el palacio de Gobierno e incluso el museo «Paseo Santa Lucía». La energía que se ocupa en otros lugares además del metro no es aún la suficiente pero es un gran avance para la sostenibilidad de ciudades como Monterrey.

Este proyecto es un buen caso de sistemas sustentables porque se puede continuar de manera benéfica sin agotar los recursos necesarios para su funcionamiento. Imagínense todo lo que no podríamos crear a partir de aquello que se cree inservible, como la basura.

metrorrey-1

Referencias

Guerrero, Luz. La energía de biomasa aplicada en México. 2014. http://vidaverde.about.com/od/Energias-renovables/a/Metro-De-Monterrey-Un-Ejemplo-De-Energia-Sustentable.htm. 6 de Febrero de 2015.

verdes, Las hojas. El Metro de Monterrey, se traslada con biogas . 22 de Febrero de 2013. http://lashojasverdes.com/2013/02/22/el-metro-de-monterrey-se-traslada-con-biogas/. 7 de Febrero de 2015.